Skip to content Skip to navigation

ACTÚA: Por un aire limpio

Entre estos contaminantes está el carbono negro, generado por la quema de leña para calefacción y por el transporte que usa diésel; el metano, el gas natural que hace funcionar la cocina; y los hidrofluorocarbonos, gases que hacen que los refrigeradores y aires acondicionados enfríen.

Son conocidos como contaminantes climáticos de vida corta porque permanecen un tiempo relativamente corto en el aire. Por ello, si reducimos sus emisiones podemos reducir también, en el corto plazo, el calentamiento del planeta y, al mismo tiempo, mejorar la calidad del aire que nos rodea.

Esa oportunidad ha sido respaldada por miles de científicos alrededor del mundo, quienes han hecho un llamado urgente a la pronta reducción de estos contaminantes.

Como parte de los esfuerzos mundiales para enfriar el planeta, los gobiernos deben actualizar hasta marzo de 2020 sus compromisos de reducción de emisiones contaminantes y presentarlos ante Naciones Unidas.

¡Tú puedes ayudar a que no dejen pasar esta oportunidad!