Skip to content Skip to navigation
5 May 2016

El Gobierno brasileño inauguró a lo grande la represa Belo Monte sobre el río Xingú, en plena selva amazónica. Desde AIDA y como organización que representa legalmente a las comunidades indígenas y ribereñas, así como a moradores de la ciudad de Altamira afectados por la hidroeléctrica, consideramos que no hay motivos para festejar. La represa ha sido construida pasando por alto normas nacionales e internacionales en materia ambiental y de derechos humanos. 

¡CONOCE MÁS de esta injusticia en palabras de nuestra abogada sénior María José Veramendi Villa! 

Sobre el Autor

mveramendi's picture
María José Veramendi Villa

María José Veramendi Villa es peruana y fue abogada sénior del Programa de Derechos Humanos y Ambiente de AIDA. Es abogada por la Universidad de Los Andes de Colombia y por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Obtuvo un diploma en Derechos Humanos de las Mujeres: Teoría y Práctica de la Universidad de Chile y un LL.M (Maestría en Derecho) en Estudios Legales Internacionales con especialización en Derechos Humanos del Washington College of Law, American University. Anteriormente, ha trabajado como investigadora en el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México; abogada especialista en derechos humanos en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y abogada en el Instituto de Defensa Legal (Perú). Ha participado como docente y conferencista en diversos cursos y seminarios. Cuenta además con diversas publicaciones sobre la materia.

Brasil