Skip to content Skip to navigation

Poniendo un alto a la implementación de grandes represas en el continente

Mientras más aprendemos, más claro es que las grandes represas no son fuentes de energía sostenible.

Desde las tierras altas de México hasta la cuenca del río Amazonas, megaproyectos hidroeléctricos están agravando el cambio climático, destruyendo ecosistemas clave y amenazando derechos humanos y culturas indígenas.

En octubre de 2016, una investigación de la Universidad del Estado de Washington encontró que, a nivel mundial, los embalses de las represas generan 1,3% de todos los gases de efecto invernadero (¡más que las emisiones de toda Canadá!). Esto confirma el daño que las represas causan en el clima.

Las grandes represas no tienen lugar en un planeta tan cambiante como el nuestro. En tiempos de cambio climático, con sequías intensas, muchos países vulnerables y dependientes de la hidroelectricidad, están enfrentando además escasez de energía. Y a medida que los fenómenos naturales extremos aumentan en todo el mundo, el peligro inherente a las grandes represas, que pueden colapsar, es cada vez más evidente.

En la construcción de Belo Monte, la tercera represa más grande del mundo, hemos visto de primera mano los impactos graves que estos proyectos tienen en los ecosistemas donde son construidos. Hemos sido testigos de la vulneración de derechos que implican para comunidades indígenas y ribereñas, cuya cultura y medios de vida están ligados estrechamente a la naturaleza. 

Pese a ello, en América Latina y en todo el mundo, las grandes represas aún son promovidas como fuentes de energía “limpia y verde”; recibiendo apoyo de iniciativas climáticas nacionales e internacionales.

En parte debido a ese apoyo, más de 3.700 grandes represas están siendo planificadas o construidas actualmente en todo el mundo, y más de 400 de ellas han sido propuestas en la cuenca del río Amazonas, un entorno vital.

En AIDA nos enorgullece ser parte de un grupo que lidera la lucha contra las grandes represas en y fuera de América Latina. 

¿Qué hace AIDA?: 

  • Crear oportunidades para informar a gobiernos, instituciones financieras y tomadores de decisión a nivel internacional sobre los peligros de promover grandes hidroeléctricas como una solución energética en tiempos de cambio climático.
  • Apoyar a comunidades afectadas por grandes represas en su búsqueda de justicia ante organismos nacionales e internacionales.      
  • Realizar campañas públicas que incluyen peticiones ciudadanas, videos, infografías y artículos para generar conciencia sobre la verdad acerca de las grandes represas.
  • Rechazar, junto con colegas observadores de la sociedad civil, el uso de financiamiento climático para proyectos de grandes represas, particularmente en el caso de proyectos para los que se gestionan fondos ante el Fondo Verde del Clima.
Foto: Maíra Irigaray / Amazon Watch

Últimas Noticias

Grandes Represas, Derechos Indígenas, Derechos Humanos | 14 June 2018

Las defensoras del agua en Guatemala

En la microrregión de Ixquisis, en Guatemala, la vida de las mujeres ha cambiado mucho debido a la construcción de dos represas. Pero ellas resisten pacíficamente y no están solas.read more

Grandes Represas, Derechos Humanos | 5 June 2018

Comunidades afectadas por represa Hidroituango en Colombia presentan queja ante el BID

En medio de la crisis humanitaria que se vive en la cuenca del río Cauca por causa de la hidroeléctrica, las comunidades solicitaron al mecanismo de rendición de cuentas del Banco Interamericano de...read more

Grandes Represas | 9 May 2018

Organizaciones se unen al pedido de ayuda de comunidades afectadas por la represa Hidroituango en Colombia

Pedimos a las autoridades investigar los daños a las comunidades, sancionarlos y atender a las familias afectadas.read more