Hacia el fin de los subsidios a la sobrepesca | Interamerican Association for Environmental Defense (AIDA) Skip to content Skip to navigation

Hacia el fin de los subsidios a la sobrepesca

La sobrepesca es uno de los principales problemas para la salud de nuestro océano. Y la entrega de subsidios negativos al sector pesquero es una de las causas fundamentales de esa sobreexplotación.

Los subsidios a la pesca son contribuciones financieras, directas o indirectas, que entidades públicas otorgan a la industria pesquera.

Según sus impactos, pueden ser beneficiosos cuando fomentan el crecimiento de las poblaciones de peces mediante herramientas de conservación y gestión de los recursos pesqueros. Y son considerados negativos o perjudiciales cuando promueven la sobrepesca con apoyos para, por ejemplo, incrementar la capacidad de captura de una flota pesquera.

Se estima, cada año, los gobiernos gastan aproximadamente 22 mil millones de dólares en subsidios negativos para compensar costos por combustible, artes de pesca y mejoras a embarcaciones, entre otros. 

Datos recientes evidencian que, como resultado de ese apoyo, el 63% de las poblaciones de peces en todo el mundo deben ser reconstituidas y el 34% son pescadas a niveles “biológicamente insostenibles”.

Las negociaciones internacionales para poner fin a los subsidios negativos a la pesca, en el marco de la Organización Mundial del Comercio, llevan casi dos décadas sin alcanzar ese resultado. El nuevo plazo para hacerlo es diciembre de este año.

Es urgente contar con un acuerdo internacional que establezca compromisos y responsabilidades, pero también es fundamental que existan medidas a nivel de cada país para terminar con estos incentivos dañinos.

Si queremos tener recursos pesqueros abundantes y saludables, es momento de cambiar la forma en que hemos concebido la pesca hasta ahora. Debemos enfocar nuestros esfuerzos en la creación de modelos de aprovechamiento de las pesquerías que permitan su conservación en el largo plazo.

¿Qué hace AIDA?: 

  • Apoyar a países de América Latina en el rediseño de sus programas de subsidios pesqueros.
  • Diseñar medidas de ordenamiento pesquero que contribuyan a una pesca sostenible, promuevan la conservación de los ecosistemas y recursos marinos, y favorezcan los medios de vida de las comunidades costeras en varios países de la región.
  • Desarrollar una estrategia de comunicación para generar mayor conciencia pública y entre tomadores de decisión sobre la necesidad de replantear los subsidios a la pesca y desarrollar acciones para restaurar la sostenibilidad de las poblaciones de peces, al tiempo que se precautelan los medios de vida locales y la seguridad alimentaria.
Shutterstock

Conéctate con nosotros